Especialistas en casos difíciles. Atendemos pacientes que no soportan el dolor, que han tenido malas experiencias e inclusive odian ir al dentista.

Conoce la Enfermedad Periodontal

conoce-la-enfermedad-periodontal

Como muchas afecciones, las enfermedades de las encías se pueden prevenir. En esta nota te compartimos información sobre sus causas, síntomas, evolución y cuidados.

¿Qué es la Enfermedad Periodontal?

La Enfermedad Periodontal es una infección de los tejidos que rodean y sujetan los dientes, las encías. Es una de las principales causas de pérdida dental en los adultos. Como habitualmente es indolora, puede que no sepa que la padece y es una condición progresiva. Conocida asimismo como Enfermedad de las Encías, la causa es la placa, la película pegajosa de bacterias que se forma constantemente sobre los dientes.

Las enfermedades periodontales pueden variar desde una simple inflamación de las encías hasta una enfermedad grave que puede dañar los tejidos blandos y los huesos que sostienen los dientes.

En algunos estudios, los investigadores han observado que las personas con enfermedad de las encías tienen más probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón o tener problemas controlando el nivel de glucosa sanguínea.

Causas de la Enfermedad de Periodontal

La boca está llena de bacterias, junto con las mucosidades y otras partículas, están constantemente formando una placa pegajosa e incolora que se deposita sobre los dientes. Cuando la placa no se elimina, se endurece y forma unos depósitos llamados sarro o tártaro, que el simple cepillado no puede remover.

La enfermedad periodontal ocurre cuando las toxinas encontradas en la placa comienzan a irritar o a inflamar el tejido de la encía llamado gingiva. Ésto puede llevar eventual a la destrucción del tejido de la encía y del hueso subyacente. Si la enfermedad periodontal no se trata, puede también llevar a los dientes flojos o a la pérdida del diente.

Además de la falta de higiene, hay otros factores que afectan la salud de las encías:

  • Fumar. Fumar es uno de los factores de riesgo más significativos relacionados con el desarrollo de la enfermedad de las encías. Además, el hábito de fumar puede disminuir el efecto de algunos tratamientos.
  • Diabetes. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar infecciones.
  • Otras enfermedades. El cáncer o el SIDA y sus respectivos tratamientos, también pueden perjudicar la salud de las encías.
  • Medicamentos. Hay cientos de medicamentos tanto de receta médica como los que se pueden comprar sin receta, que pueden reducir el flujo de la saliva. La saliva sirve para proteger la boca. Hay algunos medicamentos que pueden hacer que el tejido de las encías crezca más de lo normal, ésto dificulta mantener las encías limpias.
  • Genética. Algunas personas son más propensas que otras a tener un caso grave de la enfermedad de las encías.
  • Dientes torcidos que resultan difíciles de mantener limpios.

Fases de la Enfermedad de Periodontal

Las fases de la Enfermedad Periodontal tienen sus propias características y síntomas distintos, y todo requiere el tratamiento rápido de un dentista parar la pérdida del hueso subsecuente y tejido.

Gingivitis

Las bacterias causan una inflamación de las encías que se llama Gingivitis. Las encías se enrojecen, se inflaman y sangran fácilmente. La Gingivitis es una forma leve de enfermedad de las encías que, por lo general, puede curarse con el cepillado y el uso de la seda dental a diario, además de una limpieza periódica por un dentista o higienista dental.

Periodontitis

Cuando la Gingivitis no se trata debidamente, puede convertirse en Periodontitis, esto quiere decir inflamación alrededor del diente. En la Periodontitis, las encías se alejan de los dientes y forman espacios o bolsas que se infectan. Cuando la periodontitis no se trata debidamente, los huesos, las encías y los tejidos que sostienen los dientes se destruyen. Con el tiempo, los dientes pueden aflojarse y hay que sacarlos.

¿Qué síntomas presenta la Enfermedad Periodontal?

Generalmente, las personas no muestran señales de enfermedad de las encías hasta que tienen entre 30 y 50 años.

Es extremadamente importante observar que la enfermedad periodontal puede progresar sin ninguna muestra. Esta es la razón por la cual los chequeos dentales regulares son excepcionalmente importantes.

Si tienes cualquiera de estos síntomas, acude con nosotros lo más pronto posible:

  • Mal aliento constante
  • Encías rojas o inflamadas
  • Encías muy sensibles o que sangran
  • Dolor al masticar
  • Cambios en la manera en que encajan los dientes cuando muerde
  • Cambios en el ajuste de las dentaduras postizas parciales
  • Dientes largos
  • Dientes flojos
  • Dientes sensibles
  • Encías retraídas o dientes que se ven más largos de lo normal

Tratamientos para La Enfermedad Periodontal

Los tipos de tratamientos pueden variar dependiendo de hasta dónde se ha extendido la Enfermedad Periodontal. Cualquier tipo de tratamiento requiere que el paciente continúe con un buen cuidado diario de los dientes en su casa.

  • La limpieza profunda. El dentista, periodoncista o higienista dental quita la placa por medio de un método de limpieza profunda. Consiste en remover el sarro que se ha depositado por encima y por debajo de la línea de las encías.
  • Medicamentos. Los medicamentos se pueden usar en conjunto con los tratamientos.
  • Enjuague bucal antimicrobiano que requiere receta médica
  • Cirugía. La cirugía puede ser necesaria si todavía tiene inflamación y bolsas profundas a pesar de haber recibido tratamiento con limpieza profunda y medicamentos.
  • Tratamiento Laser. Ésto se puede utilizar para reducir el tamaño de los espacios entre los dientes y las encías

Consulta con nosotros si crees que tienes la enfermedad de las encías, ya que cuanto antes se trate, mejor.

Cuídate de la Enfermedad Periodontal

  • Cepíllate los dientes dos veces al día.
  • Usa hilo dental regularmente para remover la placa de entre los dientes.
  • Visita el dentista regularmente para chequeos y una limpieza profesional.
  • No fumar.

Fuentes: